27 de junio de 2009

Siempre vas a ser vos..

3 de junio de 2009

Releyendo viejos posteos encuentro cosas que me ponen tan triste.. Frases que decían que nunca iba a pasar lo que pasó, pensamientos de que nuestra relación era para siempre, y muchísimas cosas mas..

Pero sé que vamos a pasar un Bariloche y muchos más, por decirlo de alguna manera (más de un Bariloche es demasiado JA), muchas cosas nos van a costar y sé que las vamos a superar, porque quiero y querés seguir adelante, porque no podemos vivir separados.

Realmente, espero que esto sea sólo un Bariloche más, un Bariloche mucho más largo que los que ya pasamos, un Bariloche que no esperaba y que de repente tengo que acostumbrarme a que ya es así, tengo que acostumbrarme a que por bastante tiempo va a seguir siendo así. Por más cosas que haga.. Por más esfuerzo.. Por lo que sea.. Es así.. Lamentablemente para mí, es así.
Sinceramente sueño con que sea cosa de unos meses, que de verdad sea un poco más que Bariloche, no mucho más, no mucho más. Y me resigno, no porque quiera, no porque considere que tenga que hacerlo, sino porque no me queda otra. Y digo que me resigno pero a la vez todos los días espero que mágicamente aparezca y me diga que está arrepentido y que quiere volver conmigo, que quiere que todo vuelva a ser como antes, tan hermoso. Y más allá de que estoy completamente segura de que nunca va a pasar eso, inocentemente lo sigo esperando y así se me van a ir pasando los días, las semanas y los meses. Y un día, dentro de un tiempo, realmente va a venir y lo que esperaba se va a hacer realidad. Y ese día sí que va a ser para siempre, y no voy a permitir que me suelte la mano ni una vez más, y mucho menos que se cruce de vereda.

No quiero que me falten tus besos, tus abrazos, tus caricias y miradas, tus palabras y ni siquiera tus enojos. Sin esas cosas me muero. No sólo por lo que son, sino porque son parte de vos, vos sos cada una de esas cosas, y todas con vos son hermosas. Porque me demostrás todo lo que me amás con cada beso, con cada abrazo tuyo siento que no querés perderme nunca, y eso me hace muy feliz.

Detesto releer esto. Porque ahora cada palabra que dije ahí se volvió en mi contra. Cuando dije que sin esas cosas me moría, era de verdad. Ahora, sin esas cosas, estoy viviendo por inercia. Estoy viviendo porque tengo un grupo de amigas enorme que me banca en todas, y se lo banca bien a pesar de todo. Estoy viviendo porque SÉ que un día él va a volver, sé que un día todo va a ser como antes, y voy a volver a tener esos abrazos. No son los mismos abrazos que pudo haberme dado estos días, mientras yo lloraba en su hombro, no son esos abrazos llenos de amor hacia mí, esos abrazos en los que yo sentía que no quería perderme jamás. Son abrazos pidiendo perdón, abrazos que dicen "no quiero que estés mal porque a pesar de todo yo te quiero", pero fíjense la gran diferencia que hay entre unos y otros, y después me dicen si me entienden o no. Quiero que vuelvan esos abrazos que tanto me hacen falta.
Y los besos.. Ya ni existen. Detesto, también, tener que rogar para conseguir uno, o robarlo, porque nunca vienen de parte de él. Y está bien, porque si no me confundiría aun más, pero me enferma que tenga que ser así.
De caricias ya ni hablar, porque si le doy la mano me la saca. Busco excusas para tocarlo, "a ver cómo tenes ese golpe" qué se yo, lo que sea que se me ocurra viene bien.
Pero las miradas están. Las miradas están y son lo que mejor me hacen, aunque con una sola de todas esas ya me ilusione y piense que todo está bien aun sabiendo que las cosas siguen igual. No importa, no quiero perder eso.

Seguir creciendo en la relación hermosa que tenemos.

Decrecemos, mejor dicho. O no, no sé, pero este descanso tan grande me hace pedazos. No seguimos subiendo la escalera porque estábamos yendo muy rápido y nos íbamos a caer, pero por favor no bajemos escalones tampoco. No bajemos MÁS escalones, no más.

Y la verdad no sé bien a qué tengo miedo.

Sabía que tener miedo estaba bien. Parece que inconscientemente lo sabía. Miedo de perderte, miedo de perderte, ¿PARA QUÉ? Si estamos genial, nuestra relación es perfecta, es una relación re estable. SARASA. Tenía miedo de perderlo y lo perdí. Está bien, no lo perdí como persona, pero lo perdí como yo lo quiero, como yo lo necesito, como yo lo tuve por tanto tiempo. Lo perdí, porque antes era sólo mío y ahora no sé ni de quién. Lo perdí porque antes podía tocarlo al menos, podía mirarlo sin que me hiciera cara de "por favor no me mires así", podía darle un beso y muchos más sin ningún tipo de rechazo. Podía hacer todo eso. Y ahora nada.